domingo, 15 de abril de 2018

Marcha cicloturista Ports del Maresme 2018

Desde 2015 que no participaba en ninguna marcha cicloturista, curiosamente, en la Ports del Maresme de ese año, en aquella ocasión en la corta, algo menos de 100km. Ya son varios años dedicados a la media/corta distancia, no he sentido na necesidad de hacer tantos km, y el tiempo disponible no ha sido mucho como para ir sumando tanto km.

Pero este año, con la BTT y pudiendo hacer más salidas entre semana en horarios tardíos y sin coches que con la de carretera ni me plantearía, estoy algo mejor y con un pelín más de fondo, así que decidí embarcarme de nuevo en hacer una cicloturista apuntándome ni más ni menos que a la larga, con 140km y 2700m de desnivel positivos. Casi ná !

Las sensaciones en bici están siendo buenas este año, pero al no saber cómo iba a responder mi cuerpo con tantos km y desnivel, el planteamiento era conservador. A verlas venir conforme fueran avanzando los km.


Se da la salida puntualmente y el primer tramo "neutralizado" vamos rápido por la nacional (45-50km/h) pero cómodo a la vez, pues la estela del gran grupo hace fácil el pedaleo. Iniciamos la subida hacia St. Cebrià/St Iscle, y al llegar a St. Iscle aún me alcanza la vista a ver la cabeza de carrera en el gran grupo que cada vez se estira más. Al incial Collsacreu, el verdadero "puerto" (aunque casi el más fácil que nos encontraremos a lo largo del día). El grupo se estira cada vez más, y a 1.5km de meta, veo que voy cerrando mi grupo de unos 8-9 integrantes, y más atrás no veo a nadie a menos de 150m (lo que la vista nos da con las curvas). Así que no me queda otra que apretar algo más de lo que quería para no quedarme descolgado y hacer la bajada en grupo. Las sensaciones, de momento, son buenas, aunque las piernas aún van muy frescas.


Pasado St. Celoni, en el inicio de la subida dirección al Montseny, el ritmo va incrementando, y dudo si seguir el ritmo del grupo o dejarme caer e ir a mi ritmo, porque me empiezan a sacar de punto (al menos al punto al que yo quería ir) y queda mucha carrera. Al final, con tal de no quedarme solo, aguanto, y cuando pillamos el desvio hacía la Costa del Montseny (nos cantan 4' a cabeza de carrera, no vamos nada mal) decido descolgarme del grupo de 15-20 que vamos e ir a mi ritmo. Conforme van pasando los km, mi soltura de piernas no se resiente, y puedo ir avanzando a unidades que van cayendo del grupo inicial, yo creo que si no los adelanté a todos, pocos me quedaron por pillar, rodeado de la magníficas vistas del Montseny, con mucha agua cayendo por las montañas y una temperatura muy agradable.

Una vez coronado Santa Fe y tras un pequeño descansillo, aún quedan algo de km de subida, el grupo está totalmente desperdigado y roto, y voy totalmente sólo para iniciar el rápido descenso. A 1 km del final del descenso, me pillan 3 ciclistas que bajan mucho más rápido que yo, e intento seguir la estela para no quedarme en tierra de nadie en los tramos de enlace entre puertos. Las piernas, de momento, bien gracias.

Llegamos a una pequeña tachuela y las piernas siguen respondiendo bién, mejor que las de mis acompañantes en cuanto se empina la carretera, pero serán buenos compañeros de viajes para lo que queda de bajada y nos reagrupamos rápido. Unos 10km de bajada sinuosa, curva a derecha, a izquierda, contracurva, voy trazando cada vez más seguro y sin perder el grupo de 6 que somos. Voy felicitándome y ganando seguridad por estar ahí. Grande gallo !!  jijijiji



El tramo de Arbúcies / Breda / St. Celoni es mucho más rodador, y ahí paso dar relevos con muy buenas piernas, sorprendido de lo bien que voy, y viendo como la media se acerca a los 29 km/h. Ese es mi territorio, buenas piernas me tocaron hoy en el reparto de la mañana. Casi llegando a St. Celoni (pensaba que ya íbamos para Vallgorgina), desvío a la derecha dirección Gualba / Campins. Un pequeño "infierno" con tramos del 16-18%, algún tramo de tierra, y curvas de herradura con tramos muy estrechos. Mi grupito se me va unos metros (pienso si no habré sido demasiado generoso en los relevos...), y me resigno a pensar que voy a tener que hacer solo el tramo hacia Arenys con la subida a Vallgorgina. 
Pero decido intentar volver a enlazar, lo doy todo en los tramos más bestias, y consigo volver a recuperar esos 100m perdidos, coronar Gualba, y el tramo de bajada hacia Campins / St. Celoni puedo recuperar fuerzas y comer algo, para afrontar la última subida del día con sufiente solvencia.

Llegamos arriba de Collsacreu con buenas piernas, y sorpendido de cómo ha evolucionado el día, con muy buenas sensaciones. Bajada hacia meta y directo a por el Jamón, fideuá ,helado, charleta de rigor con los compañeros y para casa mas contento que un ocho. Ojalá que el día del 70.3 tenga las mismas sensaciones que el día de hoy. Qué bién se está, cuando se está bién !!

En la clasificación final, 26º M40 y 97 de la general con tiempo oficial de 4h51m20s (tiempo arriba de Collsacreu, contando las paradas en avituallamientos)

domingo, 21 de enero de 2018

Duatló de muntanya Pèlags, Vilobí del Penedès

Primera competición del 2018, y primer duatlón de montaña que disputo... 

Con la cantidad de entrenos que he hecho estos últimos meses esquivando la carretera gracias a la BTT, nuestro capitan de montaña Gregory envió un mail intentando reclutar y motivar a hacer un equipo numeroso para la última prueba del circuito de la temporada de duatlón de montaña, y no pude decir que no.


A priori, el circuito de BTT tenía que ser poco o nada técnico y discurrir todo por pista y algún que otro sendero, pero parece ser -sin conocimiento por mi parte y escondiéndolo a propósito por parte de Greg- que lo habían cambiado por uno algo más técnico.

Al lío con la crónica! 16 componentes del equipo (con 2 bajas de 2 chicas de última hora por lesión) no es moco de pavo, gran poder de convocatoria y que al final el uno por el otro se fueron animando.

Observación: Los pelos no me crecieron lo suficiente desde la última depilación como para entonar y mimetizarme en el ambiente. Aún así, al salida fue rápida como en todos los duatlones, y aprovechando que el primer km era por asfalto y ancho, me pongo a ritmo alto (4'02" con alguna subida importante) pero luego, conforme vamos entrando por senderos y más subidas, el ritmo y las ansias de correr rápido bajan en picado.

Imagen: "acabo de oir que el circuito lo han cambiado a algo más técnico"

Estabilizo ritmo, pulsaciones y posición hacia el km 3-4, y un poco más adelante reconozco el respirar detrás mío de Greg en una subida estrecha, que me pasa mientras voy pensando que espero que no nos hagan pasar con la bici por aquí (cosa que sí pasó).

6 km con algo más de 150m de desnivel y ya estaba en boxes, sudando como un pollo (15ºC de temp. ambiente y yo demasiado abrigado). Hago la transición rápida y casi pillo a Greg de nuevo, pero ni quiero ni puedo seguirle. La BTT es otro mundo para mi, y hoy va a ser pura supervivencia.

Sobre el km 2, aproximándome a un charco de barro, me digo, frena un poco y así no te ensucias tanto, y justo al pasar por el charco, me adelanta un amigo que me baña en barro por un lado, jajajaja. El único charco que había en todo el recorrido y me lo comí entero. Las sensaciones eran horrendas, sin chispa en las piernas, pesadas de las 3h de carretera del día anterior.
Los tramos de pista y sendero los paso bien, tanto en subida como en bajada, los últimos meses de BTT me han dado algo de experiencia, a excepción de algunos tramos más estrechos y algo más técnicos que pongo pie a tierra (al igual que los que iban delante mío), pero la precaución es la tónica general. Ante la duda o el peligro, pie a tierra o bici al hombro. 

Para los amantes del BTT no era un circuito técnico ni difícil, para mi es lo máximo a lo que aspiro sobre las ruedas gordas, ya me tomo la BTT como un instrumento de entrenamiento para la bici de carretera para dicho segmento del triatlón, que es dónde realmente me gusta competir. Como me dijo Txema hace unos días: "Hasta que no te quiten km del Ironman por tener más equilibrio, no me busquéis por trialeras". Para gustos, colores. ;-)

Una vez pasada la primera parte del circuito, la segunda ya sí que era más pistera y mis sensaciones de piernas mejoraron, con lo que empecé a remontar puestos y circulaba a muy buen ritmo, pero dos salidas de cadena me devolvieron al mismo lugar de donde salté, incluso algo más atrás. Hasta entonces, yo pasaba con facilidad a la gente en las subidas y el plano, me recuperaban en las bajadas.


En el km 18 y poco, llegando al último repechón, se me sale la cadena y se queda justo entre el plato y el cuadro, y no la puedo sacar. Así que a empujar la bici en la subida de unos 200m, y el tramo plano haciendo el "patinete". Por suerte, en los últimos metros, ya había bajada, pero me habían adelantado como 20 o 30 duatletas, y perdido no sé cuantos minutos entre la parada y el modo patinete. 

Aún así, seguía 3º del club, con lo que dependían de mi tiempo para la clasificación por equipos (nos jugábamos el ascenso a división de honor) y en el último tramo de 3km de carrera a pie, no me pude relajar, aunque las piernas iban muy tocadas y en las bajadas me costaba no parar para evitar los impastos en mis cuadriceps. Qué ganas de butifarra que tenía !

Llego a meta como 3º del club y conseguimos el objetivo triple de subir de categoría, acabar todos y pasar una buena mañana. Qué más se puede pedir? En grupo todo se lleva mejor. Enhorabuena a tod@s los del club por esta matinal de deporte.

Repetir? Puede... pero a una prueba de dificultad máximo como esta.

 © Miquel Morales.

TOP