domingo, 9 de junio de 2019

Marcha ciclista Jufré Riuprimer

Era mi primera participación en ésta marcha, y aunque estaba apuntado a la Gran Fondo Priorat, me decanté por la carretera, pues realmente es lo que me gusta más, y era una buena oportunidad de hacer km en una zona nueva para mi y sin coches.
Salida puntual a las 8am y como siempre, los primeros km son muy rápidos, y alguna que otra rotonda bien encarada me deja a pie del primer puerto bastante delante, con lo que puedo subir algo más tranquilo (aunque sin buenas sensaciones del todo) hasta que me pongo a la par con Peri, que viene por detrás.

Una vez coronado el primer puerto, La Trona, que está divido en dos partes, en total tiene como 8km y poco, no muy difíciles; empezamos a transitar por carreteras secundarias, algunas incluso son caminos rurales muy estrechos, pero bien asfaltados. El grupo en el vamos instaurados hace que vayamos bastante rápido, y a la vez, muy cómodos. Los km van pasando y cada vez las piernas van mejor.

A partir de media marcha y del avituallamiento del km 76, el grupito de 20 pasa a ser de 5-6  integrantes (nos hemos dispersado) y toca trabajar algo más y pasando más a los relevos, notando que voy mucho mejor en subida que en llano.

Conforme avanzan los km vemos la posibilidad de pillar a un grupo más numeroso que llevamos delante, aproximadamente a un minuto, y aunque creo que la diferencia es insalvable, en un tramo de subida que hay sobre el km 106 (Alt de Sant Feliu Sasserra, 4.8 km al 4%), veo que la diferencia se va acortando, y cerca del final del puerto, con buenas piernas, conseguimos integrarnos en el grupo. 

Paramos todos en el av. del km 110, y seguimos cómodamente integrados en el pelotoncito, hasta que nos aproximamos a la última dificultad del día, el petit Mortirolo, dividio en dos partes, en las que voy comandando el grupo e incluso me voy de él, tomando unos metros de ventaja. No conocía el recorrido, y tampoco había estudiado qué venía en cada momento, y pensé que al coronar el petit Mortirolo ya estaba, pero faltaba el Alt de Fontfreda, que eran como 7km más, no muy duros, pero cuando no te lo esperas se hacen eternos... en cada curva pensaba que ya se coronaba, pero siempre había otra curva más... aún así, defendí bien mi posición delantera en la subida. Los últimos km de bajada, ya favorables, me los tomé con mucha calma, y Peri me dio alcance y entramos juntos en meta.

Pos 111 en meta de 380 y contento con las sensaciones y por haberme decidido a hacer esta marcha, cada més me gustan más este tipo de acontecimientos.








0 comentarios:

 © Miquel Morales.

TOP