domingo, 17 de marzo de 2019

Marcha cicloturista OnVelo 2019

 Primer test ciclista de la temporada, en la que, a causa de mis molestias en el rotuliano, estoy sumando más km de bici que nunca. El escenario escogido era la OnVelo de Mataró, poco más de 150km y un desnivel cercano a los 3000m, con dos puertacos importantes y varias tachuelas matadoras.


 Bien arropado por mis compañeros de club, se da la salida puntual a las 9 am (un poco tarde para mi gusto), y los primeros km, hasta Dos Rius, que en principio son neutralizados, los hacemos a 34.5 km/h de media, como en todas las cicloturistas, se sale muy rápido. Me noto muy acelerado y las piernas se me hinchan más de lo normal.

En seguida llegamos a "collet" de Can Bordoi, dónde dejamos que el grupo de cabeza en el que íbamos se marche, y nosotros a nuestro ritmo. Me quedo con Peri y Greg, y aunque subo algo más rápido que ellos, en el llano volvemos a agruparnos.
Así, llegamos a pie de Collformic, a un ritmo muy cómodo, y van pasando los km, a la vez que el grupo se va seleccionando cada vez más, así como el ritmo va en aumento. Las sensaciones son realmente buenas, creo que nunca he subido Collformic tan rápido y a la vez tan cómodo. En la parte final, Greg se descuelga y Peri hace un poco la goma. En la cima, le espero esos 5-10 segundos que hacen que perdamos el grupito en el que íbamos.

A partir de aquí, ya casi toda la marcha la hicimos juntos, con algun que otro invitado de piedra, pues nadie pasaba al relevo. Paramos en el Avituallamiento de Seva, pero rápidamente nos dirigmos a atacar Santa Fe.

Sigo bien de piernas, iniciamos el ascenso hacia Sant Marçal, y pasados los dos km más duros, que son en torno al 10%, me sigo notando muy bien, recuperamos algo de posiciones y en el avituallamiento de arriba cargamos agua y algo de comida, y a por los últimos 4 km, en los que me esfuerzo un poco para pillar a un grupito de 5 unidades, para hacer juntos la bajada, y sobretodo en enlace con Valgorgina. Sigo con unas excentes sensaciones.


Pero justo al iniciar el descenso, Peri empieza a sufrir calambres que no le dejan pedalear, me dejo caer para esperarle y perdemos el grupo, que mal lo pasó en los 20km de descenso... los gritos aun resuenan en el Montseny....

Es a partir de este momento, que la marcha cicloturista entra en su peor aspecto. Aunque hay voluntarios en cada cruce, hasta la subida a Santa Fe, o bien se va mas agrupado (sobre todo hasta Collformic, incluyendo ascenso) o bien son carreteras poco transitadas, pero la bajada de Santa Fe hay mucho coche tanto de subida como de bajada, produciéndose alguna situación peligrosa, y también en los tramos hacia el Maresme, da la sensación de ir solo, fuera de carrera, con el consiguiente "peligro" que no se debería sentir en una marcha. Quizás adelantar la salida a las 8am evitaría algo más de tráfico.

Así, llegamos a St. Celoni, totalmente solos y él un poco más recuperado de los calambres, pero asumo yo la responsabilidad de llevar el ritmo, justo en el tramo que menos me gusta, siempre se me atraganta... En la subida a Collsacreu creo que voy a pagar los excesos del día,... aunque vamos juntos y finalmente puedo subir algo mejor de lo que iba llaneando (por cierto, con un viento en contra que no veas).

La bajada me hace recuperar algo de fuerzas, y en el Pollastre me vuelvo a notar muy bien de piernas y con fuerza, subiendo con mucha fluidez casi sin notar los más de 130km que ya llevábamos en las piernas. Peri también se ha recuperado y tiene buenas piernas, y nuestro ritmo vuelve a ser alto. Ya en la nacional nos marcamos el objetivo de intentar bajar de las 5h30 y a relevos vamos hasta meta con la satisfacción de haber pasado un gran matinal de ciclismo, un gran entreno y otra experiencia más a la saca.

La próxima, más larga y mas lejos ;-)



0 comentarios:

 © Miquel Morales.

TOP